• Punto

EL FUTURO ES NUESTRO POR PREPOTENCIA DE TRABAJO




A trece años del asesinato de Carlos Fuentealba


Hoy se cumplen 13 años del asesinato de Carlos Fuentealba perpetrado por la policía neuquina bajo órdenes del ex gobernador Sobisch. Aunque sea sólo una forma de decir porque Carlos vive en cada letra que escribimos, cada pancarta que pintamos, cada movilización a la que asistimos.


El hecho es que cada vez que se cumple otro año, su recuerdo se hace presente. El hecho se re actualiza en esta fecha igual que en cada primavera cuando volvemos a presenciar el atemporal escape de Persefone de los brazos carceleros de Hades, según contaban los griegos.


No es que todos los años se repita el mismo hecho. Lo que sucede es que en determinadas fechas del calendario, los hechos del presente continuo de la materialidad cotidiana vuelven a coincidir con los hechos del presente eterno del mundo de los dioses (mundo que no es otro que el de la imaginación, el arte y las letras humanas) .


Entonces, cada 4/4 es como si viviéramos un bucle infinito que nos devuelve la corporeidad y el alma de nuestro querido compañero. Porque el cuatro de abril dio su última clase. Porque los asesinos están sueltos otra vez. Porque el autor intelectual no estuvo preso ni cinco minutos. Y porque el cuatro de abril es el verdadero día del maestro.


Pero también es cierto que, además de su última clase, edificó su última obra. Porque antes de ser docente, Carlos había sido obrero de la construcción.


Desde ese gremio es que abrazó tempranamente la lucha de los de abajo y decidió sumarse al Movimiento al Socialismo (Partido predecesor del Nuevo MAS).


Allí fue uno de los protagonistas, en los '90, de la epopeya de recuperar el sindicato de la UOCRA y arrancarlo de las manos de la burocracia. En esa época, Carlos fue un colaborador muy cercano de Alcides Christiansen, el obrero de la construcción votado por mayoría para dirigir el sindicato.


Sin embargo la alegría duró poco tiempo, y la burocracia, no dispuesta a aceptar la aplastante derrota que le propinaron los trabajadores, recurrió a la (in)Justicia. Y así, de forma arbitraria y anti-democrática, se anularon las elecciones y se dejó sin trabajo a los integrantes y simpatizantes de la lista ganadora. Entre ellos, el propio Carlos.


Incluso se estableció una pena ridícula que imposibilitó a Christiansen presentarse a elecciones gremiales por los próximos ¡108 años! Una pena que contrastaría fuertemente con las penas que la misma justicia neuquina, décadas después, dictaría a los asesinos de Carlos y sobreseyendo rápidamente al autor intelectual confeso: Sobisch, gobernador de esa provincia.


Luego de una experiencia como la de la UOCRA neuquina, cualquier persona hubiese pensado que mejor era rendirse y sólo concentrarse en encontrar otro trabajo que le diera el pan de cada día. Sin embargo, después de esa vivencia, para Carlos fue difícil concebir su propia vida separada de la lucha.


Así como el personaje principal de El Juguete Rabioso de Roberto Arlt repetía: "La cal hierve cuando la mojan", Carlos, lejos de apagarse, se encendió más después de ese baldazo de agua fría que le virtió encima la burocracia. Eran entendible: Se había convertido en un imprescindible.


Por eso, luego luchó por ser docente. Y una vez que lo consiguió, luchó por los derechos de sus compañerxs.


Y al morir luchando se ganó un lugar en el Valhalla que inventaron los místicos nórdicos y que expropiamos, ahora, los poetas socialistas. Y al morir enseñando nos dejó una lección que bien podríamos traducir a las palabras con otra frase de Roberto Arlt: Y es que 'el futuro es nuestro por prepotencia de trabajo'.


Desde estas líneas de Punto no queremos conmemorar su muerte. Nosotrxs elegimos celebrar su vida al servicio de la lucha de los de abajo. En este contexto de pandemia seguimos aprendiendo de su lucha solidaria. Y, sobre todo, seguimos exigiendo Justicia hasta que los responsables esten presos de forma definitiva.


¡CARLOS FUENTEALBA PRESENTE! ¡AHORA Y SIEMPRE!


4 DE ABRIL - DÍA DEL MAESTRO.


30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sabrina